Las palomas y plaza Catalunya

Al mirar el suelo de plaza Catalunya me vienen recuerdos de pequeña, la ilusión de ir a dar de comer a las palomas, de estar rodeada, de correr tras ellas … Odio las palomas, pero ese momento tiene algo especial. Ahora soy yo, la que llevo a mis hijos, habremos ido unas cinco veces, más o menos, cuando vamos…